Por qué la estabilización es importante en la incubadora

Por qué la estabilización es importante en la incubadora

Por qué la estabilización es importante en la incubadora

Varios de nuestros clientes del servicio nos preguntan por qué razón es esencial normalizar sus incubadoras a lo largo de 24 horas antes de poner huevos en ellas.

La razón primordial es cerciorarse de que la incubadora ande adecuadamente.

Si bien la mayor parte de las incubadoras que vendemos jamás tienen inconvenientes; existe alguna unidad ocasional que no marcha adecuadamente. Esporádicamente, los clientes del servicio no prosiguen este paso y tienen huevos en la incubadora en el momento en que se dan cuenta de que la incubadora no marcha apropiadamente y pierden un lote de huevos.

 

Asimismo es esencial dejar que la incubadora se estabilice en el transcurso de un período temporal prolongado para cerciorarse de que va a funcionar adecuadamente para la localización. De manera frecuente, en el momento en que los clientes del servicio configuran su incubadora y la estabilizan en un inicio, la temperatura ámbito sigue incesante el suficiente tiempo para sostener una temperatura permanente, y van a poner sus huevos suponiendo que nada va a cambiar.

No obstante, la temperatura de la habitación cambia lo bastante en el transcurso de un periodo de 24 horas que la incubadora no puede sostener una temperatura incesante y pierden los huevos o afectan la tasa de eclosión. De ahí que es esencial tener una temperatura ámbito bastante permanente donde se situará la incubadora.

 

Probablemente, la última razón para dejar que la incubadora se estabilice es solo para cerciorarse de que el usuario esté familiarizado con el desempeño de la unidad y de qué forma llevar a cabo pequeños cambios. Ámbas entidades mucho más populares que vendemos son las incubadoras de mesa HovaBator 1602n y Little Giant 9200.

Los termostatos de estas entidades se ajustan de forma totalmente diferente entre sí. Uno es increíblemente sensible y solo necesita pequeños cambios del termostato para cambiar la temperatura, al paso que el otro da vueltas mucho más enormes al tornillo de ajuste para realizar un pequeño ajuste del termostato. Es común que los nuevos clientes no se tomen el tiempo para familiarizarse con el desempeño de su incubadora y de qué manera llevar a cabo cambios y, de manera frecuente, ajustarán bastante el termostato, lo que provocará un incremento de temperatura.

Es esencial tomarse el tiempo para normalizar cualquier incubadora antes de poner los huevos en ella. Con mucha continuidad, los clientes del servicio se apuran a llevar sus huevos a la incubadora y se brincan este paso o no lo completan completamente. Para conseguir los más destacados desenlaces de eclosión, es esencial dejar que la incubadora se estabilice completamente a lo largo de 24 horas terminadas para cerciorarse de que la incubadora no ande mal, que esté en una aceptable localización y para entender de qué manera operar la incubadora.

Deja un comentario